DÓNDE EMPIEZA Y ACABA EL COACHING

En nuestro post de hoy, Carmen Fernández, farmacéutica  y coacher nos cuenta…DÓNDE EMPIEZA Y ACABA EL COACHING

El coaching en la farmacia es una herramienta para ayudar a los equipos a desarrollar las habilidades y el potencial que tienen, aplicarlos y empezar a disfrutar del trabajo. Este resultado implica un crecimiento para la farmacia, una mejora en la atención al paciente/cliente y un incremento en la venta libre.

De este modo, insertamos en la cotidianidad de la farmacia una nueva forma de trabajar, creando protocolos de consejo desde la dispensación del medicamento. Esto implica, como hemos dicho, un crecimiento en venta libre de diferentes categorías de la farmacia.

A través del protocolo de consejo, el equipo entiende el por qué y el cómo, echo que da sentido a su trabajo. Además, también les permite lograr y medir su éxito, superándose y saliendo de la zona de confort. Lo más importante es mantener todo este proceso, ya que de forma natural tendemos a volver a la DISPENSACIÓN. Así pues, para que esto no ocurra realizaremos un seguimiento.

¿Cómo podemos hacer el seguimiento?

Una vez el equipo ya está preparado, el propio titular o gerente de la farmacia deberá tomar el relevo del coach.

Importante seguir estos pasos:

§ Crear los protocolos de consejos a través de objetivos: de nada servirá el coaching si no hay seguimiento, objetivos, estrategia comercial en la farmacia. Necesitamos mantener el equipo motivado, marcar objetivos cualitativos y cuantitativos y crear un protocolo de máximo 7 consejos para entrenar. Para mejorar los resultados, la rentabilidad, llegar a objetivos cuantitativos y crear farmacias más rentables, es importante que la farmacia esté categorizada y que exista una estrategia comercial. Con la metodología de Coach Farmacia, podemos optimizar y maximizar los beneficios de la farmacia.

§ Recordar: para conseguir que el equipo se mantenga y no vuelva a la zona de confort, tenemos que recordar el protocolo de consejo. Podéis empezar de forma semanal y, a media que vayan alcanzando los objetivo, seguir de mes a mes, hasta hacerlo trimestralmente.

§ Tiempo: para centrar la energía y los protocolos, debemos poner fecha de inicio y de fin de todo este proceso.

§ Medir y evaluar el resultado: mide los resultados y felicita a tus empleados por sus logros. Pregúntales por sus frustraciones o inquietudes… Todo esto te permitirá crear una buena comunicación y motivación en tu equipo.

 

El seguimiento después del coaching

§ Facilita la comunicación vertical y horizontal.

§ Genera compromiso e implicación personal.

§ Mejora la relación y genera confianza.

§ Ayuda al desarrollo y la formación.

§ Refleja el compromiso organizativo.

RECUERDA:

“Los objetivos no se logran con dinero, ni con talento. Se logran con pasión, paciencia y perseverancia.”